Declaración de intenciones

Este blog intenta tener cubiertos al menos dos sentidos del hipotético visitante: la vista y el oído. La vista resulta evidente y el oído se consigue haciendo clic en el título de cada entrada.
Espero que lo disfrutéis.

lunes, 28 de agosto de 2006

Au fond, la mer


El rugir de la tormenta en la noche despierta no sólo nuestros cansados sentidos sino también los recuerdos que a veces nos empeñamos en mantener dormidos en el fondo del… ¿corazón?

© Wim Mertens