Declaración de intenciones

Este blog intenta tener cubiertos al menos dos sentidos del hipotético visitante: la vista y el oído. La vista resulta evidente y el oído se consigue haciendo clic en el título de cada entrada.
Espero que lo disfrutéis.

viernes, 15 de junio de 2007

Lo que el ojo no ve, pero la cámara sí (I)


Mi abuela se quejaba "¿porqué me tuvo que dar Dios nariz y tener que oler tanta porquería?". Si levantara la cabeza y se percatase de lo que tenemos que ver por tener ojos...
;-)
Música: Le Mariage (B.S.O. Cyrano de Bergerac) - Jean-Claude Petit