Declaración de intenciones

Este blog intenta tener cubiertos al menos dos sentidos del hipotético visitante: la vista y el oído. La vista resulta evidente y el oído se consigue haciendo clic en el título de cada entrada.
Espero que lo disfrutéis.

viernes, 17 de agosto de 2007

Lo que el ojo no ve, pero la cámara sí (II)


Abolida en el primer mundo, sí, pero ¿por qué se permite la automutilación femenina en las bodas? Grandes misterios de la humanidad...

Música:
Diamonds on the soles of her shoes © Paul Simon

2 comentarios:

Valentín Sama dijo...

Je, je, je... es para que se vayan preparando para la automutilación mental y personal en que se convierte, posteriormente más de un matrimonio, invento que, como bien es sabido, es la causa de un gran numero de separaciones.

Bliss dijo...

Sabia reflexión, pardiez! ;-)