Declaración de intenciones

Este blog intenta tener cubiertos al menos dos sentidos del hipotético visitante: la vista y el oído. La vista resulta evidente y el oído se consigue haciendo clic en el título de cada entrada.
Espero que lo disfrutéis.

miércoles, 4 de octubre de 2006

They can't take that away from me


The way you wear your hat
The way you sip your tea
The memory of all that
No they can't take that away from me

The way your smile just beams
The way you sing off key
The way you haunt my dreams
No they can't take that away from me

We may never never meet again,
on that bumpy road to love
Still I'll always, always keep the memory of

The way you hold your knife
The way we danced till three
The way you changed my life
No they can't take that away from me

© George and Ira Gershwim
Performed by: Ella Fitzgerald & Louis Armstrong

8 comentarios:

Pedro Terán dijo...

The way you sing off key

"En el pecho de los desafinados también late un corazón", que cantaba otro.

---
¿Por qué nunca encuadras el tema en el centro, como los turistas normales?

Bliss dijo...

Porque me encanta tomar partido ;-)

Pedro Terán dijo...

Y la luz, que siempre me confundes con la luz, ¿esto es una foto que te sale así espontáneamente o hecha con tiempo al estilo "Siéntate ahí que vamos a jugar a fotógrafos y modelos"?

Bliss dijo...

Supongo que por experiencia sabrás que lo de "Siéntate ahí que vamos a jugar a fotógrafos y modelos" no funciona con los niños; esto es más bien un "aquí te pillo y aquí te mato, que como me descuide no te fotografía ni tu padre", pero no creo que te refieras a eso. Discúlpame, pero no entiendo lo de la confusión con la luz... :-/

Pedro Terán dijo...

Quiero decir que en tus fotos de niños la luz siempre les resalta muy bien los rasgos, y me las miro y me las miro y no lo entiendo porque a mí no me pasa. Querría saber si es que ya tienes la cuestión de la iluminación interiorizada y automatizada, con lo que puedes disparar improvisadamente y que te salga bien; o si tiras cien y luego sólo nos enseñas una; o si la cara de los niños tiene algo especial que queda bien se ilumine como se ilumine.

Bliss dijo...

En los buenos resultados de cualquier imagen fotográfica influyen tantos factores como los que has mencionado y más:

- por un lado es cierto que a estas alturas sé dónde medir la luz en el 90% de los casos.

- la cámara que utilizo es otro elemento muy importante, pero también lo es el conocer bien las capacidades que posee. Con esto me refiero a que si tu cámara te permite determinados ajustes manuales deberías aprovecharlos para obtener su máximo rendimiento. Así, como ya me has dicho que se trata de una cámara digital, te recomiendo medir a las luces, porque es más fácil aclarar una zona subexpuesta que recuperar una zona quemada (algo que no sucede si utilizases película negativa)

- no tiro cien, tiro mil, y a veces no enseño ninguna porque ninguna vale

- y "last but not least" la cara de un niño nunca, nunca se resiste al guiño de una cámara si detrás de ésta hay interés por esa cara (y no es filosofía barata, te lo aseguro).

Por imperativo bloguero he desechado los clichés de mi política de asuntos exteriores, así que me ofrezco sinceramente a prestarte la ayuda que necesites para tomar las imágenes que deseas. A tu disposición.

Pedro Terán dijo...

Gracias, maña :) Ya me lo apunto.

Lo de cien era por decir un número redondo.

De la frase del imperativo bloguero no pillo nada hasta "así que" :S

Bliss dijo...

No te preocupes, quédate con lo que hay a partir de "así que" ;-)