Declaración de intenciones

Este blog intenta tener cubiertos al menos dos sentidos del hipotético visitante: la vista y el oído. La vista resulta evidente y el oído se consigue haciendo clic en el título de cada entrada.
Espero que lo disfrutéis.

sábado, 3 de junio de 2006

Bombardeo sobre Tazones



Este texto va absolutamente en contra del espíritu de esta bitácora, que se suponía estaría dedicada a imágenes y música. Pero cuando esa música no tiene letra que la acompañe me siento obligada a escribirla yo.

Lo malo de ello, motivo por el cual no creo que este texto dure mucho aquí, es que me ha dado por escribirlo en uno de esos días en los que realmente me gustaría estar escribiendo en un auténtico cuaderno de bitácora, dentro de una nave que surcase mares procelosos, sin otra preocupación que la de la supervivencia física, no la mental, temiendo un naufragio real, no psicológico, luchando por mi vida, no deseando que acabe producto del hastío.

Pero como de lo que se trata en este momento es de dejar palabras donde no las hay, de identificar una imagen con un momento auditivo, puedo escribir, por ejemplo, que la noche de Tazones expuesta al ojo indiscreto de una cámara fotográfica, revela la turbulencia que podéis contemplar. Donde el ojo humano no ve sino negrura, la cámara capta esa marea baja que invita a un tranquilo paseo por la ría; la luna que parecía no existir se muestra como un faro en la niebla; los chiringuitos que sabemos están al fondo, parecen el objetivo final de un bombardeo nocturno en Oriente Medio; y el magnífico bosque que antecede a la playa de Rodiles, nos hace pensar que estamos ante el conocido skyline de esa ciudad norteamericana de cuyo nombre no me apetece acordarme.

Y con esto creo haber cumplido mi objetivo. La próxima vez lo escribiré en inglés o francés, o alemán para no volver a romper la línea estética de este sitio, o quizás la próxima melodía tendrá una letra en español (no me comprometo a decir en cuál de ellos…)

Taramundi 130 © Hevia

6 comentarios:

primaveritis dijo...

Gracias por pasarte por mi blog, me encanta contemplar otros puntos de vista aunque a veces no responda porque las cosas acaban poniéndose muy personales, tengo algún seguidor del blog que se emociona con estos temas, pero lo leo y lo agradezco todo.
Por cierto, me leí la encíclica, es muy pillín se olvida del philias a la tercera línea pero es porque se lleva el agua a su terreno, normal. por lo demás es interesante.

Bliss dijo...

No te preocupes, lo entiendo perfectamente, además, por bien que se escriba, en determinados temas es complicado darle el tono deseado, y los ánimos se pueden siempre ir a los extremos.

Si no te importa, seguiré leyendo tus andanzas por el escabroso terreno de las relaciones en tu blog.

Un besote

Pedro Terán dijo...

Esto de incumplir las reglas nunca es positivo. Por ejemplo, yo seguía en mi blog una regla de nunca explicar nada (ni donde está ningún sitio, ni quién es nadie de quien hablo) hasta que puse "Tazones (un pueblecito pesquero en la ría de Villaviciosa)" o algo así.

Y ahora resulta que fue para nada. ¡Cuánta desconsideración hay en el mundo! :)

Bliss dijo...

Y es que ¡cuánto de cierto hay en el acervo popular! "Por la boca muere el pez"

;-)

Pedro Terán dijo...

>La próxima vez lo escribiré en inglés o francés, o alemán para no volver a romper la línea estética de este sitio,

Seguro que te cuesta "arbeit" no caer en una indecorosa "mélange" de los "three" :)

Bliss dijo...

Puedes betearlo ;-)